Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Protego- Rol de Hp (Normal)
Sáb Feb 18, 2012 3:20 pm por Invitado

» ¿Qué estás escuchando?
Vie Feb 17, 2012 10:46 am por July Unther

» Los Juegos del Hambre [confirmación NORMAL]
Mar Feb 14, 2012 3:06 pm por Invitado

» ¿Muerte? {Libre}
Mar Feb 14, 2012 12:16 pm por Odette Dellafosse

» Foro recien abierto // Life You Think You Had//
Mar Feb 14, 2012 11:54 am por Cassie Halle

» Magical: Wizarding World {3generation} afiliación ELITE ACEPTADA
Lun Feb 13, 2012 7:03 pm por Invitado

» YO quiero Rolear
Lun Feb 13, 2012 1:51 pm por July Unther

» Confiésate
Lun Feb 13, 2012 1:51 pm por July Unther

» Beso, Abrazo, patada biónica o...?
Lun Feb 13, 2012 1:49 pm por July Unther

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Lun Jul 01, 2013 4:13 pm.
Los posteadores más activos de la semana


Pequeños encuentros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pequeños encuentros

Mensaje por July Unther el Lun Feb 13, 2012 1:43 pm

Privado: Charline D.

Hoy había decidido ir a visitar a su pequeña amiga en secreto: un perro Schanauzer Miniatura, a quien hace bastante no la había visto. Se preguntaba cómo estaba, y sobre todo si la había extrañado. Era un perro y ella parecía una pequeña niña tonta e ingenua pensando aquello, pero ella sí la había extrañado y mucho.

Terminó las clases de hechizos voladores con su viejo maestro, no esperaba la hora a que terminara de hablar, chequeaba el reloj de santiamén en santiamén viendo la manecilla moverse lentamente. Parecía como si nunca diera fin a su parloteo incesante hasta que dijo la frase mágica. No un avada kadabra o peor un ¡ábrete, Sésamo! Solo necesitaba un ligero: “hasta hoy, eso es todo”; como para salir corriendo del lugar, dejando una ráfaga de humo de color tipo caricatura.

Siendo de Helder, todo un día entero se iba en trenes, buses y metros para dirigirse al reino de Opschommel, pero valía la pena. Era su pequeña Burbuja –otro cosa que no diría en voz alta- y odiaba no poder adoptarla, pero no había espacio en el castillo y no podía mantener en secreto a una perrita que ladraba a todo aquel que pasaba, y pasaban muchos por los pasillos del castillo, desde los guardias imperiales, los aprendices de hechiceros y la propia realeza.

Bajó del tren y toda la rutina que seguía ya lo tenía memorizado en la mente. Esquivó sin mucho ajetreo los habitantes que, la verdad parecían una manada de búfalos, tratando de decir lo más cortés y anduvo con una fingida tranquilidad por las calles. El viajecito la cansaba, pero tampoco le gustaba ir mostrando su rostro descangallado por la ciudad y agradecía que aún no fuera tarde y que sus clases hubiesen finalizado temprano. Tendría todo el día para estar con el can y si un golpe de suerte le propinaba una ayuda capaz podría encontrarse con Jeferson. Sonrió inconscientemente cuando la figura del joven muchacho le vino a la cabeza y hasta había pasado de ser la chiquilla inocente pensando en el pobre animalito a ser la chica quinceañera enamoradiza ¡Genial! y nótese el sarcasmo, por favor.

¡Burbu, burbu, burbu!- la perrita se la abalanzó encima. Le encantaba el lugar que más parecía un parque gigante para los animales. Le acarició lentamente todo la melena haciendo ruidos chistosos mientras su nariz con el olfato del animal se tocaban, dejando pase al típico saludo canino con la lengua y la baba en toda su cara. Era su pequeña perra, aceptaba todo cariño de ella.
avatar
July Unther

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 02/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.



Creative Commons License
"El Reino sobre el columpio" and "Opschommel" by Odette Dellafosse are licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.